El sonido en la era electrónica. (I)

La era electrónica propicia el descubrimientode que las velocidades instantáneas suprimen el tiempo y el espacio y devuelven al ser humano a una consciencia íntegra y primitiva

(Marshall McLuhan)

La resultante aceleración evolutiva de lo biológico a lo tecnológico es motivo de debate; cuando los artistas con espíritu renovador comprenden que los medios son formas de arte, es decir nuevas maneras de percepción e indagación de la realidad, van mucho más allá del uso funcional de estos medios como pura información y moldeador de conductas.

A mediados de los noventa del siglo pasado, artistas, curadores, teóricos y críticos empezaron a hablar de arte de los nuevos medios para referirse a obras que emplean la tecnología digital, como instalaciones multimedia interactivas, entornos de realidad virtual y arte en la red. Como sinónimos de este término estarían el arte digital, arte electrónico, arte multimedia e arte interactivo. En este ensayo hablamos de arte de los nuevos medios para referir a los proyectos artísticos que utilizan dichos medios para explorar las posibilidades culturales, artísticas, políticas y estéticas de estas herramientas.

La escena de la producción de lo sonoro en el arte de la contemporaneidad, implica muchos aspectos, no sólo en la interacción de lo perceptivo y los medios digitales de producción, sino también a la relación de la escucha con los nuevos paradigmas tecnológicos: la programación por objetos, los sistemas generativos, el software libre de código abierto, la composición basada en el azar, el error, la colaboración en tiempo real o diferido en red, su difusión y distribución, etc. El movimiento artístico de los nuevos medios prolonga la transición histórica y artística de la recepción pasiva de la obra a la participación activa del público, presente ya en los happening de la segunda mitad del siglo pasado.

Hoy esculpir, diseñar, percibir, alojar, exponer, vincular, entre otros, son verbos que dispone lo sonoro en su campo expandido. El creador que labora con sonidos artísticos se acerca a los avances tecnológicos en mayor o menor medida para sacarles provecho.

El término intermedia que acuñó Dick Higgins en los años sesenta sirve para definir trabajos que existen conceptualmente entre medios que estaban previamente definidos como separados. A diferencia del «mixed media» en el que se mezclan diferentes elementos pero podemos reconocerlos, en el intermedia estos elementos están fusionándose de manera que no podemos reconocer la diferencia entre ellos. Pero Higgins señaló que ningún trabajo ha sido bueno a causa de su intermedialidad, pues es necesario analizar en profundidad el entendimiento de un trabajo, más allá de sus orígenes formales.

Desde su aparición este concepto fue desestabilizador para la institución del arte que necesitaba clasificar todo y compartimentarlo. Pero este concepto también se puede volver obsesión, nos alerta Higgins y en vez de abrir nuevos horizontes volverse tradición, por eso dijo: “cada trabajo debe determinar su medio“.
Cuando el sonido transita entre disciplinas artísticas diversas se hace intermedia, convirtiendo al receptor en activo, desarrollando actividades y percepciones plurales a la vez, además con el uso de internet el creador posibilita la emisión – recepción y viceversa de obras sin su presencia en el lugar que se muestran.

Nuevas tecnologías y las redes de intercambio de archivos

Las nuevas tecnologías y las redes de intercambio de archivos, permiten a los creadores un fácil acceso a textos, imágenes y sonidos que mediante la llamada apropiación extienden la ubicua funcionalidad para laborar. Actualmente muchos artistas de los nuevos medios reflejan conscientemente la historia del arte al re–interpretar y actualizar obras del pasado en el contexto de un novedoso entorno tecnológico, por ejemplo: películas antiguas a las cuales construyen una improvisada banda sonora, o en el muestreo y re–mezclas de fragmentos de música y sonidos, propiciando nuevas versiones mediante la adición de otros elementos, y el re-ordenamiento de los originales, como alternativas a la creación y como una aproximación arqueológica al proceso creativo, poniendo de manifiesto la escasa importancia que se concede a la autoría original en el arte de los nuevos medios, donde el altruismo, el trueque y la colaboración con otros artistas es su motivación, como modelos opcionales para la creación de obras.

Un artista de este tiempo debe conocer y comprender sus medios, materiales y efectos que puede producir y generar lo sonoro en su carácter inmanente o de relación interdisciplinaria; así mismo, otorgarle preponderancia a este factor, dosificando con equilibrio las disciplinas que lo acompañan para que no se diluya su presencia.

Presentación del curso online: El sonido en las vanguardias artísticas del siglo XX.

Jorge Gómez: músico, artista sonoro, productor radiofónico, docente e investigador. Autor de libro “La liberación del sonido – las artes sonoras y su campo expandido. Productor del programa de radio “Oír es ver”, dedicado al arte sonoro, el radioarte y las nuevas músicas, en la emisora HJUT 106.9 fm estéreo. Universidad Jorge Tadeo Lozano, Bogotá – Colombia. http://www.utadeo.edu.co/es/micrositio/emisora-hjut
#artesonoro#radio#vanguardiasdelsigloXX

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!